Derecho de devolución

Devoluciones

El Art. 44 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, confiere al cliente el derecho a la revocación del pedido solicitado en un plazo de 14 días desde la recepción del mismo, previa comunicación a www.mamimu.es (mediante correo electrónico dirigidos a: mimamimustore@gmail.com), con devolución del precio que hubiera pagado por el mismo. Son 14 días naturales desde la recepción del producto o desde la celebración del contrato si se trata de prestación de servicios, sin penalizaciones por su ejercicio de modo que se proceda al reintegro al consumidor del importe total de la compra, es decir, el precio del producto más los gastos de envío, no sometiendo el ejercicio del mismo a formalidad alguna, simplemente pudiendo exigir al consumidor que el producto sea devuelto en perfectas condiciones sin limitar el uso del producto (siempre que no vaya más allá de la mera comprobación del buen estado y funcionamiento del mismo) a la imposibilidad de que el consumidor lo devuelva en ejercicio de su derecho de desistimiento.

Deberá devolverse el pedido con todos los productos que se quiera devolver y a ser posible con los embalajes originales de los productos en perfecto estado. En caso de no estar el embalaje original, la devolución podrá sufrir una depreciación.

Si algún producto es defectuoso, Mamimu reenviará el producto al cliente sin costes adicionales o bien se reembolsará el coste del producto defectuoso.

Conforme a la leyArtículo 103 de la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y usuarios y otras leyes complementarias: El derecho de desistimiento no será aplicable a los contratos que se refieran al suministro de grabaciones sonoras o de vídeo precintadas o de programas informáticos precintados que hayan sido-desprecintados por el consumidor y usuario después de la entrega.

www.consumo-inc.es.

Devolución por defectos de producto, defectos producidos en el transporte o error en el envío

En caso de producto defectuoso, el vendedor deberá proceder, según corresponda, a la reparación, sustitución,rebaja del precio o resolución del contrato, gestiones que serán gratuitas para el consumidor y usuario. El vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega. El consumidor y usuario deberá informar al vendedor de la falta de conformidad en el plazo de dos meses desde que tuvo conocimiento de ella.

El artículo 120 del Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementaras (TRLGDCU) regula el régimen jurídico de la reparación o sustitución del producto y establece que: “La reparación y la sustitución se ajustarán a las siguientes reglas: a) Serán gratuitas para el consumidor y usuario. Dicha gratuidad comprenderá los gastos necesarios realizados para subsanar la falta de conformidad de los productos con el contrato, especialmente los gastos de envío, así como los costes relacionados con la mano de obra y los materiales.”
Por su parte, el Artículo 123 del TRLGDCU reconoce que: “El vendedor responde de las faltas de conformidad que semanifiesten en un plazo de dos años desde la entrega”. Asimismo, el apartado 5 del artículo 123 reconoce que: “El consumidor y usuario deberá informar al vendedor de la falta de conformidad en el plazo de dos meses desde que tuvo
conocimiento de ella.

Si en el momento de la entrega se aprecia de forma visible y clara, sin necesidad de manipular los embalajes de envío o los propios del producto, que un producto tiene defectos provocados por daños en el transporte o se aprecia, en la misma forma, un error en la mercancía recibida, el cliente deberá comunicarlo a www.mamimu.es mediante correo electrónico dirigidos a: mimamimustore@gmail.com

En cualquier caso,  solicitamos  el  ticket o factura de compra y que el producto disponga de su embalaje original en la medida de lo posible y esté en perfectas condiciones para su posterior venta.
Te devolveremos tu dinero en la misma forma que utilizaste para pagarlo.